Assist Card nos entrega consejos para viajes con niños

 

Tips para viajar con niños

 

Agosto 17, 2017.
Los niños son más vulnerables y más susceptibles que los adultos, tanto para adquirir algunas infecciones como para exponerse a riesgos como las infecciones cutáneas, mordeduras de animales, enfermedades respiratorias y diarrea aguda. Estas dos últimas son más frecuentes en niños pequeños menores a dos años de edad.

Por esta razón, el Departamento Médico de Assist Card recomienda que los viajes deben ser preparados con antelación para poder tomar las medidas de prevención adecuadas. Algunas vacunas pueden requerir de varias dosis antes del viaje y algunos medicamentos de preparación de dosis especiales.

La preparación de un viaje requiere de la evaluación del niño considerando diferentes aspectos, como su edad, antecedentes, estado inmunitario, el destino, tipo de viaje, duración y sus condiciones. Con estos elementos un pediatra infectólogo o médico especialista en medicina del viajero puede hacer las recomendaciones especiales, sobre todo cuando se trata de destinos exóticos.

Consejos y tips para ganar en tranquilidad cuando viajes con niños:

  • Cuando el viaje es en avión. La gran mayoría de los niños no tiene problemas en viajes aéreos. La complicación más frecuente es el dolor de oídos, que puede presentarse principalmente en los lactantes durante el descenso. Para evitarla se recomienda la succión de líquidos, ya sea leche materna u otros en mamaderas. Se debe tratar de mantener al niño en una posición erecta durante el descenso.
    Hay que tener precaución en viajes aéreos con recién nacidos sanos de menos de 1 a 2 semanas de vida. Algunas compañías aéreas pueden restringir el viaje de niños muy pequeños. En niños con enfermedades cardiológicas o pulmonares, se deberán tener mayores precauciones, haciendo una consulta especializada previa, para obtener recomendaciones específicas.
    Es fundamental mantener al niño entretenido durante el vuelo. Los asientos de pasillo permiten caminar con los niños. Llevar ropa de repuesto, juguetes y actividades de entretenimiento elegidas por ellos mismos.
    Durante los viajes en avión, el cinturón de seguridad debe ser separado del padre para evitar la compresión abdominal del lactante.
  • Seguridad en el transporte. En automóviles el uso de silla para lactantes y niños pequeños debe ser recomendado fuertemente. Se debe reforzar el uso de cinturones de seguridad para todos los ocupantes del vehículo.
    Además, el mareo asociado a transporte es frecuente en niños mayores de 2 a 3 años. Éste puede ser prevenido o disminuido ubicando al niño en un lugar con buena visibilidad y en la parte con mayor estabilidad del vehículo. Evitar la lectura durante el viaje. En algunos casos, la consulta con el pediatra permitirá hacer alguna recomendación de medicamentos.
  • Protección en la piel. Se deben tomar medidas para evitar las complicaciones derivadas de la exposición solar, vale decir, reducir las actividades al aire libre entre las 10:00 y 14:00 horas, cuando el sol es más fuerte. En lactantes bajo 6 meses de edad, evitar al máximo la exposición directa al sol. Se debe aplicar bloqueador solar y repetir la aplicación luego de baños o transpiración excesiva. Consulte al pediatra la recomendación de FPS ideal para el niño. Dar de beber agua a los niños con frecuencia para evitar la deshidratación.
  • Infecciones cutáneas, heridas y mordeduras. Los niños viajeros tienen más riesgo de presentar infecciones cutáneas y mordeduras de animales comparados con los adultos y las probabilidades aumentan en países de Asia. Es importante prevenir estos problemas evitando actividades y conductas riesgosas. Usar zapatillas o zapatos cerrados en zonas boscosas o selváticas y sandalias en la playa. Vigilar a los niños para evitar el acercamiento a animales con potencial riesgo de transmisión de rabia como perros vagabundos y monos.
    Son varias las enfermedades transmitidas por insectos, especialmente en las zonas tropicales. El dengue es la más frecuente y la única medida de prevención disponible es evitar las picaduras de los mosquitos.
  • Picaduras de insectos. La prevención de picaduras consiste en usar vestimenta apropiada como mangas largas y pantalones al atardecer, cuando comienza la actividad de los insectos para exponer lo menos posible la piel a sus picaduras.
    Tratar previamente la ropa con permetrina previo al viaje a una zona de alto riesgo de malaria. Si el dormitorio no cuenta con aire acondicionado, idealmente dormir bajo mosquitero. Los lactantes deben dormir con mosquiteros sobre sus coches o cunas.
    Asegurarse que las ventanas tengan mosquiteros. Usar aerosoles insecticidas previamente a irse a dormir y dispositivos vaporizadores durante la noche para el control ambiental de los mosquitos.
    En zonas donde el riesgo de enfermedades por garrapatas es alto, se debe revisar la presencia de garrapatas en la ropa y piel al menos una vez al día.
    Los repelentes que contienen DEET 20% son los recomendados. Pueden ser utilizados a partir de los 2 meses de edad. Bajo los 2 años de edad, no aplicar el repelente en manos, antebrazos y cara. El repelente debe aplicarse por sobre el bloqueador solar. Bañar al niño luego d